Recuperamos la beauté en el sentido más clásico, humanista y eterno de la palabra, es decir aquello que ejerce las leyes de armonía, equilibrio y elegancia. Un intento de ganar la lucha a la vulgaridad que la banalización de la moda ha sufrido y recuperar la finesse. No es cuestión de dinero, es cuestión de buen gusto. 


(@vanderwilde, @holacom) Otras novias, sin encajes, ni bordados, ni espaldas descubiertas


( Eric Koch / Anefo) se cumplen 100 años del Primer manifiesto del movimiento holandés De Stijl (el estilo ) por el pintor Piet Mondrian y Theo van Doesburg. El pintor influyó en la moda de diseñadores como Moschino, Prada, o YSL, en la foto. Las artes se relacionan entre ellas.

¿Cuándo se empezará a hablar de las portadas de VOGUE Portugal? Parece que le tomó el relevo a la escuela de Sozzani de Vogue Italia. Vogue Portugal es lo más poético que se publica sobre moda.


Calles de Berlín, 2018 ¿A qué nos suena esta fotografía?, Sí, a las ilustraciones de los años 40 de René Gruau. Pura inspiración.


Un aire onírico y muy griego que nos recuerda a Isadora Duncan, la balilarina que creó la danza moderna y se liberó de la forma y del tutú para liberar el movimiento


Max Mara, campaña fotografiada por Steven Meisel.


Mujeres lectoras en la publicidad (por fin) Esta marca francesa de bolsos ha creado un diseño que da nombre al libro de la imagen, con lo cual, también ha creado una consumidora lectora.