"Tengo las manos de ayer, me faltan las de mañana", dejó escrito Eduardo Chillida en sus muchos apuntes. Sus esbozos de líneas simples parecen contornos de sus esculturas, generando el volumen y las formas invisibles que él buscaba en el espacio. Algunos de sus esbozos los ha trasladado la firma Nanimarquina a alfombras de lana y seda. Un homenaje a Chillida y al arte. Las dudas, el asombro y la búsqueda fueron siempre el motor del artista vasco: "Hay una cierta manera de conocer -previa a lo que llamamos conocimiento- desde la cual es posible, sin saber cómo es una cosa, conocerla. Esta manera de conocer es tan abierta que admite diversas formas, sin que por eso todavía se sepa cómo es. 

Este preconocimiento o aroma es mi guía en lo desconocido, en lo deseado, en lo necesario. Nunca discuto con él a priori y nunca dejo de hacerlo a posteriori." Eduardo Chillida, Escritos, publicado por la Editorial La Fábrica. 


La icónica película Grease cumplió 40 años el pasado año. Como homenaje a Sandy y Danny, la marca de pintauñas OPI lo ha querido celebrar con una edición especial basada en los colores de la película. 12 tonos muy muy fifties ideales para el verano con nombres tan molones como Teal me more, Teal me more, Chills are multiplying o You're the shade that I want. 


(@vanderwilde, @holacom) Otras novias, sin encajes, ni bordados, ni espaldas descubiertas


( Eric Koch / Anefo) se cumplen 100 años del Primer manifiesto del movimiento holandés De Stijl (el estilo ) por el pintor Piet Mondrian y Theo van Doesburg. El pintor influyó en la moda de diseñadores como Moschino, Prada, o YSL, en la foto. Las artes se relacionan entre ellas.

¿Cuándo se empezará a hablar de las portadas de VOGUE Portugal? Parece que le tomó el relevo a la escuela de Sozzani de Vogue Italia. Vogue Portugal es la moda en su versión más poética.


Calles de Berlín, 2018 ¿A qué nos recuerda esta fotografía?
Sí, a las ilustraciones de los años 40 de René Gruau. Pura inspiración.


Un aire onírico y muy griego que recrea a la carismática Isadora Duncan, balilarina creadora de la danza moderna. Duncan se despojó de la forma y del tutú para liberar el movimiento. La publicidad está llena de referencias históricas y artísticas.


Max Mara, campaña fotografiada por Steven Meisel.


Mujeres lectoras en la publicidad. Es un placer ver cómo la publicidad se aleja del palo-selfie, de la chica tirando del brazo del novio o de cualquier gesto digital que tenga que ver con publicarse para dar paso a la intimidad que da la lectura. De esta manera, esta marca francesa de bolsos ha creado un diseño que da nombre al libro de la imagen y con ello, el perfil de una consumidora lectora.