Pessoa en el Reina Sofía

"Todo arte es una forma de literatura"


Photo by pedrosimoes7 on Foter.com / CC BY


Con esta citación de uno de los cientos de heterónimos que usó Fernando Pessoa (Lisboa, 1888-1935) se da título a la exposición sobre la vanguardia portuguesa de la primera mitad del s.XX. El Museo Reina Sofía ofrece hasta el 7 de mayo la oportunidad de conocer de la mano de Fernando Pessoa las corrientes del paulismo, interseccionismo, sensacionismo y modernismo portugués, para muchos desconocidas.

El escritor Fernando Pessoa

Los lectores que aún no conocen a Pessoa encuentran ahora una buena oportunidad para entrar en su universo reflexivo, tan interesante como su creación poética y narrativa. Junto con sus ideas artísticas y vanguardistas, expuestas en algunas de las revistas de la época como presença, Orpheus, K4 O Quadrado Azul, Portugal Futurista o A Águia, se muestran también las distintas obras de artistas pertenecientes a las citadas corrientes artísticas como José de Almada Negreiros (que ilustra el cartel de la exposición), Amadeo de Souza-Cardoso, Eduardo Viana, Sarah Affonso, Júlio, o los franceses Sonia e Robert Delaunay que se instalaron en Portugal huyendo del periodo de entreguerras.

La exposición comisariada por Ana Ara y el subdirector del Museo Reina Sofía, el portugués João Fernandes, cuenta con 7 cuadros de Amadeo de Souza-Cardoso: 5 del museo que lleva su nombre y 2 de un coleccionista particular. Así como 8 obras más de Espólio Teixeira de Pascoaes: 6 obras plásticas y 2 cartas dirigidas a él por Miguel de Unamuno y Federico García Lorca. Las corrientes acuñadas por Pessoa y otros artistas expuestos se caracterizan por su interés en las vanguardias europeas de la época y a su vez, por la voluntad de distinguirse respecto a ellas, la gran particularidad de la vanguardia portuguesa.

La intensidad de la reducida vanguardia portuguesa apenas disfrutó una proyección pública pero dejó en herencia sus revistas y museos cedidos por los artistas que componían aquel círculo. Con la dictadura de Salazar y tras la muerte de sus autores principales: Mário de Sá-Carneiro, Amadeo de Souza-Cardoso y Santa Rita, se diluyó la corriente artística y dificultó el desarrollo o aparición de otras nuevas.

José Almada Negreiros

Fernando Pessoa sobre "Orpheu", Sensacionismo y Paulismo


El objetivo del arte no es ser moral ni inmoral

"El arte no tiene para el artista un fin social. Tiene, sí, un destino social, pero el artista nunca sabe cuál es ese, porque la Naturaleza lo oculta en el laberinto de sus designios. Me explico mejor. El artista debe escribir, pintar, esculpir, sin mirar otra cosa que a lo que escribe, pinta o esculpe. Debe escribir sin mirar fuera de sí. Por eso, el arte no debe ser expresamente moral ni inmoral. Es tan vergonzoso hacer arte moral como hacer arte inmoral. Ambas cosas implican que el artista desciende para preocuparse con la gente de ahí fuera. Tan inferior es, en este punto, un sermón católico como un triste Wilde o d'Annunzio, siempre con la preocupación de irritar a la platea. Irritar es un modo de agradar".

El sensacionismo

"El sentimiento abre las puertas de la prisión con que el pensamiento cierra el alma"

"Haz de tu alma una metafísica, una ética y una estética. Substituye a Dios en ti sin decoro. Es la única actitud realmente religiosa. Haz de tu ser una religión ateísta; de tus sensaciones un rito y un culto"

Visitar esta exposición es una buena ocasión para conocer un poco más el país vecino, el cual es para nosotros tan próximo como desconocido ¡Feliz descubrimiento!