Manifiesto de una nueva literatura africana

Miércoles 12 de junio 2019

 Para los europeos, África es una sabana llena de animales y tribus, pero la realidad es que es un continente precioso que nunca ha dejado de estar colonizado. Los periodistas franceses más autocríticos no dudan en llamarla Franceafrique. Los genocidios y las violaciones vividas en los países africanos imprimieron la brutalidad en lo cotidiano, volviéndola normal y respondiendo a una voluntad del Estado pero nunca de las personas. Cuando los países africanos lograron la independencia, asesinaron a sus presidentes más soberanos (leed la historia del Congo por ejemplo) e impusieron aquellos presidentes que podían lograr acuerdos e intereses con Francia, Alemania, Bélgica u Holanda. Es así como África pasó a dictaduras independientes generadoras de violencia y represión, pero nunca a la independencia real. En el libro Manifiesto de una nueva literatura en África, Patrice Nganang pone el foco en la creación literaria como arma contra la violencia del Estado africano:

"La literatura nace de la imaginación, humaniza el mundo, está del lado de la persona aislada por encima del Estado. Es ciudadana, es civil, bautiza la república de la imaginación, reescribe el pasado como verdad, dialoga con el presente. Como recita la vida, crea la vida de nuevo y el futuro lo redefine como esperanza. La literatura es la única fuerza contra la lógica que usa el Estado y por lo tanto, es la única fuerza civil." Patrice Nganang